jueves, enero 11, 2007

juicios

Las personas no somos buenas o malas. Actuamos de formas que en ocasiones resultan agradables o beneficiosas, desagradables o perjudiciales, para otras personas. Muchos sabemos esto, pero nuestros sistemas cognitivos que interpretan la realidad que se nos presenta suelen funcionar sin que nos demos cuenta, no nos percatamos que constantemente valoramos a los demás como totalmente buenos o malos, totalmente agradables o beneficiosos, desagradables o perjudiciales, rara es la ocasión en que permitimos a los demás cometer errores.

No hay comentarios.: