miércoles, febrero 15, 2006

Diana

El instante, años irresuelto que pendía de un hilo, ya iniciado en la putrefacción de la espera, hubo que despostillarlo y forzarlo al movimiento. Diana no encontró horror ante las implicaciones del hecho. Antes de que la mañana resolviera iluminar las rendijas de su ventana y diera forma a la pared, a los libros, a la cama contigua, abrió los ojos, llevó su mano al pecho - necesitó del tacto para sentir el pulso de su cuerpo- así se levanta, antes de iniciarse, contempla extasiada el rostro que la refleja, el rostro de ella que pertenece a su hermana.

Con su mano acaricia la espalda desnuda, en el primer gluteo busca el interior, su boca ya pendía sobre los labios húmedos de su hermana, ella, la otra, empezó a moverse con ligereza, Diana besó tierna su carne. Ahora, el rostro blanco, los cabellos opacos, buscan la precisión del beso, sin recelos toma las mejillas de Diana para acariciar las mismas facciones que la definen a ella misma, a las dos. En el arrebato olvidaron la madrugada, las horas, con las horas olvidaron el espacio. En ese instante, en que la noción única es el abandono, descubren sus cuerpos, en ellos se encuentran límpidas, originales.

La posesión ha de ser total, Diana se entrega a la pulsión carnívora, incrusta sus dientes en el clítoris de su gemela. Necesita devorar, devorar no para saciar el hambre del deseo, sino para ofuscar la verdad de la muerte, no de los cuerpos, del tiempo. Dame tu cuerpo, Diana encuentra el sentido de la imprecisión, se detiene para posar su vagina en la boca de su hermana. Diana reconoce la marca de sus dientes en la entrepierna de su hermana, como la madre que limpia la mugre de sus cachorros, limpia las heridas de su gemela. Cada una da el último jadeo. el cuerpo adormilado de Diana descansa en el vientre de la otra.

El despertador canta drunk in our desire... Diana besa los labios de su hermana. Antes de parir la cotidianidad, busca la pijama, la playera, entra al baño. en el espejo encuentra un rostro desconocido.

No hay comentarios.: