viernes, abril 22, 2005

V

Llegué a ti con poemas
eres la hoja de otoño
que guarda mi alma
en la hoja toda naturaleza

en mi el sol hueco
le prendí un cerillo
algo iluminó
su luz débil dibuja
los contornos de tu piel
estaba aturdido
los pies acalambrados
pero ando
andando imaginé un día para correr libre
escuché un silvido débil
en mi aturdimiento
le creí tierno y delicado
creí que el prado imaginado
era el prado en sí

No hay comentarios.: