martes, abril 26, 2005

Contando cuervos

Es marzo, igual que otras tardes, llego al
cuarto de ensayo, cuarto donde duerme el guitarrista y
vocalista de mi banda. En las bocinas se escucha una
canción sencilla, una batería sólida, inquebrantable,
tupa - tutupa, un bajo ensamblado a ese bombo, una
guitarra limpia con acordes de lo mas simple (la
menor, fa mayor, sol mayor), chalalalalala aja,
honestamente me parece aburrido, a mi amigo los ojos
le brillan, al cruzar la puerta me dice: guey,
escucha esta banda, es que no mames, esta bien
chingón, no los recozco, guey los ponen en la 91x, si
pero nunca los he oido.
Años más tarde, cuando nuestra banda se ha
desbandado, cuando una mujer comprometida se me muestra
desnuda para luego irse, y me quedo con la
soledad, cuando mis ideales se han confrontado con la
realidad, " im not ready for this sort of things" me
dice algo. Entonces, todo lo que viene después de
agosto, los ocres, los vientos y los fantasmas de
océanos verdes pueblan mi imaginación.
Han pasado diez años desde ese marzo, han pasado
discos, compilaciones, han pasado noches en bares
escuchando esa misma canción, viendo mujeres, noches
que nos han corrido, entonces "she´s looking at me"
tiene sentido. Todos queremos ser Bob Dylan, todos
queremos ser Neil Young, menos Morrison, y nuestras
vidas se alejan tanto de la vida narrada, que e
díficil creer esto que escribo, pero ya he estado
escribiendo a las tres de la mañana, y ella se ha ido,
y creo que debería comprar un carro nuevo, y
necesito una llamada, o un email, y esta ciudad es
demasiado grande, he estado escriendo a las tres de la
mañana, en mi cuarto, nunca en un cuarto de hotel.

No hay comentarios.: